La huelga de un excavador mecánico el pasado Jueves en el ducto de 168 kilómetros que transporta jet-fuel, petróleo y diesel directamente de la refinería de Marsden Pint en Northland a los tanques de Wiri, en el sur de Auckland, ha forzado una escasez de combustible en el aeropuerto de Auckland y el racionamiento de combustible para las compañías aéreas.

La fuga interrumpió los planes de viaje de cientos de pasajeros aéreos y las compañías de combustible están luchando para evitar la escasez de gasolina y diesel en Auckland. Se espera que el ducto esté fuera de servicio por dos semanas debido al difícil acceso al sitio del accidente de Ruakaka y al requisito de certificar cualquier reparación.

El incidente también recuerda que no importa lo bien que una compañía de ductos mantenga y opere su ducto, siempre existe el riesgo que un tercero se equivoque y cause un derrame. Es importante tener un buen programa de detección y respuesta a fugas para minimizar la respuesta de dichos incidentes.

Fuente: Stuff.co.nz

Categoría: Actualización de la industria

Por: Atmos International
Fecha: 13 abril 2019