Si las tuberías no se cierran inmediatamente después de una ruptura, las consecuencias podrían llegar a ser trágicas. La historia reciente está llena de ejemplos relacionados, tales como la punción mecánica de la/ NGL estadounidense GLP en la que se derramaron 130,168 galones de producto. Desafortunadamente, esto resultó en la muerte de persona y lesiones a otra. Este evento y muchos otros incidentes se han encargado de convencer a la industria de la necesidad de sistemas de detección de rotura fiables.

El estudio de detección de fugas de tuberías 2012 DOT establece que, si hay detección y el cierre inmediato no se ejecuta en cuanto se produce una ruptura, las consecuencias pueden escalar rápidamente.

Las fugas y las rupturas no deben ser consideradas como la única clase de fallo de tubería, ya que no lo son. Al romperse una tubería, el volumen de fluido escapado puede ser inevitablemente grande, incluso si la detección, respuesta y contención se realizan rápidamente.

Una alarma de rotura no debe ser tratada de la misma manera que una alarma de fuga, cualquier alarma de ruptura debe dar lugar a la desconexión inmediata de la tubería. Los sistemas convencionales de detección de fugas buscan detectar fugas muy pequeñas y rupturas, a su vez existen ciertas condiciones tales como un error del instrumento o anomalías hidráulicas que pueden causar una falsa alarma en el sistema. Seguidamente, al operador le va a tomar un tiempo poder confirmar una alarma de fuga antes de apagar la tubería.

El tamaño de la fuga que puede ser clasificado como una ruptura, y el tiempo para detectar dicha ruptura dependen de la tubería en sí. API RC 1175 afirma que lo que constituye una ruptura se determina según la tubería.

Es posible que las condiciones de holgura dentro de una tubería puedan aumentar el tamaño mínimo de la ruptura que puede ser detectado, y también puede aumentar el tiempo de detección. A pesar de eso, estas condiciones no deben disminuir la fiabilidad de un detector de ruptura. La promesa en detección debe ser siempre cero falsas alarmas.

La detección de rotura robusta no es fácil dado retos tales como la diversidad de las tuberías, así como la necesidad de detectar y alarmar sobre la rotura rápidamente, incluso cuando un ducto ya se está cerrando automáticamente. La referencia en el RC API 1175 para hacer frente a la detección de tubería de ruptura en los programas de detección de fugas de la empresa significa que las empresas que aún no lo hayan hecho tendrán que revisar sus métodos de detección de rotura en un futuro cercano

Afortunadamente, un sistema robusto y de bajo costo, ya está disponible que puede detectar rupturas con alta confiabilidad, y sin falsas alarmas de ruptura.

Lea sobre Atmos Rupture Detector aquí

Referencias

SHAW D., ET AL. Leak Detection Study – DTPH56-11-D-000001. U.S. Department of Transportation, Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration, Final Report, n. 12-173, December 2012.

American Petroleum Institute. (December 2015) Recommended Practice 1175, (First Edition), Washington, DC: Author

Categoría: Actualización de la industria

Por: Atmos International
Fecha: 13 abril 2019