El daño ambiental causado por derrames de petróleo siempre ha sido un desafío para la industria. Las principales víctimas de estos derrames son la vida salvaje que vive en el área inmediata. Cuando el petróleo los contamina, afecta toda la cadena alimenticia del ecosistema.

Las técnicas para limpiar derrames de petróleo actualmente incluyen la adición de grasa o la combustión de la mancha; el uso de barreras y skimmers para remover el petróleo de la superficie del agua. Incluso, hay algunos estudios en curso investigando una bacteria que digiere el petróleo, pero ninguno de estos métodos actualmente disponibles es universalmente acertado.

Un nuevo enfoque está siendo desarrollado por el Instituto ASTAR de Bioingeniería y Nanotecnología de Singapur. Han creado moléculas con habilidades especiales de gelificación que pueden transformar el petróleo en el agua en un tipo de gelatina.

Las moléculas llamadas “supergelators” funcionan en cuestión de minutos después de ser rociados en el petróleo. En contacto con él, las moléculas se vuelven fibras largas que crean una red, atrapando el petróleo sumergido en una gelatina. La gelatina luego flota a la superficie, facilitando su remoción del agua. Las pruebas en crudo recién derramado y altamente degradado han sido exitosas.

El investigador en jefe del proyecto, Dr. Yugen Zhang, digo:

“La nano ciencia permite adoptar las estructuras esenciales de los materiales a una escala nanométrica, para conseguir propiedades específicas.” “Estructuras y materiales de un tamaño nanométrico a menudo toman propiedades distintivas que no se ven en otros rangos de tamaño.”

Un artículo ha sido publicado en la revista Chemistry of Materials titulado “Instant Room-Temperature Gelation of Crude Oil by Chiral Organogelators” relacionado con el estudio.

Categoría: Actualización de la industria

Por: Atmos International
Fecha: 13 abril 2019