El anuncio de la Administración de Seguridad de Ductos y Materiales Peligrosos (PHMSA por sus siglas en inglés) del Departamento de Transporte de EE. UU. verá la detección de fugas extendida más allá de las áreas de alta consecuencia (HCA) a partir del 1 de julio de 2020.

El cambio verá más de miles de millas de ductos de líquidos peligrosos a través de los Estados Unidos. Además, las áreas que están expuestas a condiciones climáticas extremas y desastres naturales serán examinadas más a fondo. Las líneas de recolección rural no están incluidas como parte de las regulaciones ampliadas.

Las verificaciones de integridad de la tubería se incrementarán para que se evalúen al menos una vez cada diez años. Las nuevas líneas construidas después del 1 de octubre de 2019 necesitarán detección de fugas dentro de un año después de la publicación de la regla final, y las líneas cubiertas (enterradas) existentes tendrán cinco años para instalar sistemas de detección de fugas después de la publicación de la regla. Las líneas de recolección en alta mar estarán exentas de las últimas actualizaciones y normas. Es importante tener en cuenta que los nuevos sistemas computacionales de detección de fugas aún deberán cumplir con los requisitos aplicables en API PR 1130.

Sin embargo, las nuevas reglas actualmente no parecen agregar cambios a las regulaciones sobre el rendimiento del sistema especializado de detección de fugas.

Adrian Kane, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios en América del Norte para Atmos International, dijo: “La mayoría de los sistemas modernos de detección de fugas cubren todo el ducto en lugar de solo HCA, por lo que muchos kilómetros de tuberías fuera de HCA ya están cubiertos por los sistemas existentes, pero habrá muchas líneas que ahora requieren detección de fugas para cumplir con las regulaciones federales que anteriormente no lo hacían.

 “Las fugas de fluidos peligrosos causan muchos daños y gastos de limpieza, incluso fuera de los HCA. Tener un sistema efectivo de detección de fugas minimizará el tamaño del derrame y reducirá el daño significativamente, lo que hará que cualquier nuevo sistema de detección de fugas sea una inversión que valga la pena”.

Las normas actualizadas se pueden encontrar aquí:https://www.federalregister.gov/documents/2019/10/01/2019-20458/pipeline-safety-safety-of-hazardous-liquid-pipelines

Categoría: Actualización de la industria

Por: Peter Han
Fecha: 26 noviembre 2019