El sistema de Atmos detectó un robo a pesar de que el ducto funcionaba a un flujo inferior al normal.

Los ladrones no descansan, ni siquiera durante las vacaciones. A las 18:34 del 6 de diciembre de 2016, nuestro cliente, que opera un oleoducto de 60 km de largo que atraviesa una zona remota, recibió una alarma de fuga de su sistema de detección de fugas Atmos Wave (detección usando ondas de rarefacción).

Un equipo de seguridad enviado a la ubicación provista por el sistema Atmos Wave encontró 11 bolsas de plástico llenas de crudo, cada una envuelta en un saco. Con el apoyo de las autoridades locales detuvieron la operación en curso y recuperaron todo el producto robado. A su vez, la compañía petrolera limpió rápidamente el área contaminada por los ladrones, minimizando los daños ambientales.

Este es sólo un ejemplo de los muchos robos detectados por los sistemas Atmos en todo el mundo. El robo en ductos no sólo causa daños financieros y ambientales, sino que también pone en peligro a los trabajadores y vecinos. Estamos orgullosos de que Atmos esté haciendo la diferencia.

Detalles técnicos:

  • El diámetro del ducto es de 8 "y la válvula ilegal de 1/2" se conectó a una manguera de goma de ½ ".
  • El tamaño de la fuga estaba entre 0,6% y 1,7% del flujo nominal.
  • El oleoducto tiene una historia de patrones operacionales difíciles incluyendo: Oscilaciones causadas por bombas PD y slack.

Artículo escrito en colaboración con: Luis Sánchez, Ingeniero Senior de Atmos.

Categoría: Actualización de la industria

Por: Atmos International
Fecha: 14 abril 2019